Instituto Canario de Retina | Clínica Oftalmológica

Lunes - Viernes 09:00-20:00+34 928 29 14 83info@retinacanarias.comC/León y Castillo 75 - bajoLas Palmas de G. C.

1. DEGENERACIÓN MACULAR ASOCIADA A LA EDAD (DMAE)

¿Qué es?

La degeneración macular asociada a la edad es una enfermedad degenerativa que afecta a la mácula, el centro de máxima visión de la retina. Se asocia al envejecimiento por lo que su incidencia y prevalencia está aumentando con los años al aumentar la esperanza de vida de la población. La mácula es la región de la retina que nos permite leer, distinguir las caras y pequeños detalles. Los primeros síntomas pueden ser la metamorfopsia o visión ondulada de las líneas rectas y la aparición de un escotoma o mancha negra central, fija, en nuestro campo visual.

Hay dos tipos, la DMAE atrófica o seca, la más frecuente y menos agresiva y la DMAE exudativa o húmeda, en la que crece una red vascular anómala o membrana neovascular que produce sangrado y mayor desestructuración de las capas retinianas. Es menos frecuente pero mucho más rápida y agresiva.

En algunos casos la DMAE atrófica puede convertirse o derivar en una DMAE exudativa por lo que es igual de importante su seguimiento

¿Cómo se trata?

La DMAE seca no tiene un tratamiento eficaz hoy en día. Algunos estudios han demostrado que los antioxidantes, vitaminas, una dieta equilibrada o evitar ciertos tóxicos, como el tabaco, podrían ralentizar la progresión de la enfermedad.

En el caso de la DMAE exudativa disponemos de unos fármacos llamados antiangiogénicos que se administran de manera intraocular (INYECCIONES INTRAVÍTREAS). Se deben administrar en quirófano o salas blancas. Estos fármacos logran ralentizar la progresión de la enfermedad o en algunos casos frenarla.

2. RETINOPATÍA DIABÉTICA

¿Qué es?

La retinopatía diabética es la afectación ocular de la diabetes debido al daño de los vasos sanguíneos. Hay diferentes grados de retinopatía diabética, en estadios iniciales puede ser asintomática, sólo vemos pequeños microaneurismas en la red vascular. El daño vascular causa un aumento de permeabilidad que produce fuga de fluido, sangre pudiendo producir edema macular, que es el acúmulo de líquido en las capas del centro de máxima visión y produciendo pérdida de visión. La progresión de la enfermedad puede causar que se produzcan extensa áreas de isquemia o  zonas donde existe una deficiencia de oxígeno. Esas zonas generaran unas “señales” para que crezcan nuevos vasos o neovasos. Cuando ya tenemos neovasos nos encontramos ante el estadio proliferativo de la enfermedad. Estos neovasos se rompen, sangran produciendo hemovítreo,  pueden traccionar la retina produciendo un desprendimiento de retina o crecer hacia la parte de delante del ojo produciendo glaucoma neovascular.

¿Cómo se trata?

En estadios iniciales, en los que la visión aún no está afectada debemos mantener un estricto control metabólico. Es primordial conseguir un buen control de la diabetes para ralentizar la progresión.
El edema macular puede tratarse con fármacos intravítreos como los antiangiogénicos o corticoides de liberación retardada.

Otra herramienta de la que disponemos es el láser de retina. El láser quema las zonas dañadas de l retina previniendo complicaciones posteriores. Todavía es la principal herramienta para la retinopatía diabética proliferativa, en la que realizamos una panfotocagulación (respetando la zona central), intentando frenar la progresión de la neovascularización.

En casos muy avanzados o ante hemovítreos que no resuelven tenemos que recurrir a la cirugía de vítreorretina.

3. MEMBRANA NEOVASCULAR EN MIOPÍA

¿Qué es?

La membrana neovascular miópica consiste en un crecimiento anómalo de una red vascular por debajo de la retina, penetrándola y produciendo un sangrado y fuga de fluido  que produce una desestructuración de las capas de la misma.

Es más frecuente en miopías magnas.

Los pacientes se quejan de visión borrosa, metamorfopsia o visión ondulada de las líneas rectas y una mancha negra central fija o escotoma.

¿Cómo se trata?

El tratamiento consiste en inyecciones intravítreas de antiangiogénicos. Siendo muy importante la detección precoz, ya que la demora en el tratamiento empeora el pronóstico.

4. HEMOVÍTREO

¿Qué es?

El hemovítreo es un sangrado en el humor vítreo, el cual rellena el espacio del ojo entre la parte posterior del cristalino y la retina. Al producirse una hemorragia en este espacio la luz no llega correctamente a la retina y el paciente presenta una pérdida importante de visión.

Las causas del hemovítreo son múltiples. Puede ser debido a una rotura o un desgarro de la retina que haya afectado un vaso, a una retinopatía diabética proliferativa, a una retinopatía hipertensiva, a una malformación en los vasos retinianos, macroaneurismas, trombosis retiniana…

Es muy importante el diagnóstico y la detección o sospecha de la causa puesto que cambia la urgencia en el tratamiento. Nos ayudaremos de la Ecografía para el  diagnóstico ya que el hemovítreo no permite la correcta visualización de la retina con las técnicas habituales.

¿Cómo se trata?

Dependiendo de la causa en algunos casos podemos recurrir a la observación, es decir esperar a que la hemorragia se reabsorba sola.

En casos en que no se resuelva sola o si sospechamos u desgarro retiniano con el consiguiente riesgo de desprendimiento de retina, recurriremos a la cirugía, la vitrectomía.

5. DESGARRO DE RETINA

¿Qué es?

Un desgarro en la retina es un agujero o una rotura de la retina. Generalmente está causada por el desprendimiento del humor vítreo, el “gel” que rellena el ojo y que se encuentra adherido a la retina, pudiendo, con el tiempo, cambiar su composición, desprenderse y tirar de las zonas donde hay una mayor adherencia produciendo estos desgarros.

Si este líquido se filtra por el desgarro puede producir un desprendimiento de retina.

La retina no duele, por lo que la sintomatología es únicamente visual, a veces se presenta de manera asintomática. Hay que estar alerta a un aumento brusco de moscas volantes acompañado de fotopsias o visión de destellos luminosos

¿Cómo se trata?

Si detectamos a tiempo el desgarro el tratamiento consiste en la fotocoagulación de los bordes, intentando generar una cicatriz que selle y evite la entrada de líquido por el agujero.
Se realiza con el láser en consulta.

6. DESPRENDIMIENTO DE RETINA

¿Qué es?

El desprendimiento de retina (DR) consiste en la separación de la retina de la pared ocular. Es más frecuente en miopes y existen diferentes tipos. El más frecuente es DR regmatógeno, causado por un roto o desgarro. También existe el DR traccional, como en la retinopatía diabética proliferativa, o el DR seroso, por el acúmulo de un líquido por debajo de la retina.

Los síntomas pueden iniciar con miodesopsias o moscas volantes, fotopsias o destellos luminosos y la aparición de una cortina en alguna zona del área visual que nos quita visión y va progresando.

¿Cómo se trata?

El tratamiento es quirúrgico. El pronóstico dependerá del tiempo de evolución y de la afectación o no del área macular, empeorando el pronóstico si el centro de la retina ya está afectado.
Hay dos tipos de cirugía para el DR, la vitrectomía, más extendida hoy en día y la cirugía escleral, necesaria en algunos casos determinados.

Con la vitrectomía entramos dentro del ojo, cortamos y aspiramos el vítreo, se plancha la retina, se localiza y se realiza láser en el/los desgarros/rotos y se deja un tamponador que puede ser temporal como un gas o requerir una cirugía posterior en el caso de la silicona.

7. MEMBRANA EPIRRETINIANA MACULAR

¿Qué es?

La membrana epirretiniana consiste en el crecimiento de un tejido fibroso por encima de la retina pudiendo traccionarla y contraerla. Cuando afecta a la mácula, al centro de máxima visión, puede producir pérdida importante de visisión y metamorfospsia o visión ondulada de las línes rectas.

¿Cómo se trata?

No siempre debemos tratarlas, a veces son asintomáticas o producen pocas molestiasl. Las tratamos si producen una pérdida de visión importante o una metamorfopsia muy acusada.

El tratamiento es quirúrgico, mediante vitrectomía y pelado de la membrana con unas pinzas intraoculares.

8. AGUJERO MACULAR

¿Qué es?

El agujero macular es una ruptura en el centro de la retina, en la mácula, con causa generalmente traccional. La capa más interna de la retina o una membrana epirretiniana causa una tracción en la mácula abriendo un agujero. Puede ser de diferentes grados, presentar un agujero de espesor completo o un agujero de espesor parcial o lamelar.

Puedo causar visión borrosa, metamorfopsia y un escotoma o mancha negra central.

¿Cómo se trata?

El tratamiento es quirúrgico, se realiza vitrectomía y pelado de la membrana epirretiniana y membrana limitante interna. En caso de reintervención por no cerrarse en un primer tiempo existen diferentes técnicas hoy en día.

9. OCLUSIONES VASCULARES

¿Qué es?

Las trombosis o oclusiones vasculares de la retina pueden ser venosas o arteriales y, dependiendo de la afectación, causar diferente grado de disminución de la agudeza visual. Si afectan a vena o arteria central de la retina la afectación va a ser mayor que si afectan a una rama de la misma. Igual que en la retinopatía diabética, el daño vascular puede causar un edema macular y la isquemia retiniana puede provocar crecimiento de neovasos.

¿Cómo se trata?

El tratamiento dependerá del tipo y grado de afectación. En las oclusiones venosas, cuando se acompañan de edema macular, recurrimos a las inyecciones intravítreas de antiangiogénicos. También se pueden usar los corticoides intravítreos. Debemos vigilar con el tiempo la aparición de áreas de isquemia para tratarlas con láser, fotocoaguación. Los casos sin edema ni isquemia se van controlando sin tratamiento.

10. MOSCAS VOLANTES

¿Qué es?

Las moscas volantes o miodesopsias consisten en la visualización de pequeñas manchas negras, no fijas, en nuestro campo visual.  Son debidas a los flóculos vítreos, condensaciones del humor vítreo, que rellena el contenido del globo ocular por detrás del cristalino y se va licuando con la edad.

¿Cómo se trata?

Pese a que se puede recurrir a la cirugía en casos muy invalidantes o se puede intentar tratar con láser, en general no se recomienda ningún tratamiento por no conllevar ninguna consecuencia negativa para el ojo.

11. UVEÍTIS

¿Qué es?

La uveítis es la inflamación del tejido uveal, capa intermedia del ojo. Dependiendo de la parte del ojo a la que afecte puede ser anterior, intermedia,  posterior o afectar a todo el globo ocular, panuevítis. Las causas también son variadas. En un primer episodio muchas veces no se encuentra causa, lo que llamamos “idiopático” en caso de uveítis de repetición debemos hacer un estudio más extensivo para valorar casusas sistémicas como enfermedades autoinmunológicas. También se debe descartar la causa infecciosa. En algunos casos pueden ser de origen traumático.

¿Cómo se trata?

Dependerá de la causa. En caso de enfermedad sistémica se debe tratar la causa subyacente.

El tratamiento ocular suele basarse en antiinflamatorios tópicos (corticoesteroides) y midriáticos.

En algunos casos severeos se debe recurrir a la vitrectomía exploratoria/terapéutica.